[Reseña] EL BAILE DE LAS LUCIÉRNAGAS - KRISTIN HANNAH

20 febrero 2017


Título: El baile de las luciérnagas
Título Original: Firefly Lane
Autor: Kristin Hannah
Editorial: Suma de Letras
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 616


Dos amigas.
Un juramento.
Y toda una vida por delante.

En el caluroso verano de 1974, Kate Mularkey ha decido aceptar su papel de cero a la izquierda en la vida social de su instituto. Hasta que, para su sorpresa, «la chica más guay del mundo» se muda al otro lado de su calle y quiere ser su amiga. Tully Hart parece tenerlo todo: belleza, inteligencia y ambición. No pueden ser más distintas. Kate, destinada a pasar inadvertida, con una familia cariñosa pero que la avergüenza a cada momento, y Tully, envuelta en glamour y misterio aunque poseedora de un secreto que la está destrozando. Contra todo pronóstico, se hacen inseparables y sellan un pacto para ser mejores amigas para siempre.
Durante 30 años se ayudarán mutuamente para mantenerse a flote esquivando las tormentas que amenazan su relación: celos, enfados, dolor, resentimiento... Y creerán que han sobrevivido a todo hasta que una traición las separe... y someta su valor y su amistad a la prueba más dura.


Kate Mularkey es una don nadie que pasa totalmente desapercibida. Tully Hart es la nueva, guapa, llamativa y la más guay del mundo. Y entonces el universo decide unirlas, a dos chicas que no parecen encajar juntas, para que se prometan ser amigas para siempre. 

Escribir la reseña de este libro se me antoja una tarea muy difícil. ¿Cómo puedes reseñar un libro que habla de la vida de dos chicas desde la niñez hasta que son adultas? ¿Qué nos habla de una profunda relación que hay mucha gente que nunca consigue tener en su vida? No sé por dónde empezar ni tampoco hasta donde llegar. Y ha sido una lectura tan intensa que no sé cómo transmitir los sentimientos que este libro me ha dado. Ha sido una lectura abrumadora que ha sacado lo mejor y lo peor de mí. 

Voy a empezar hablando de Kate. Tengo sentimientos muy profundos por esta chica. No entiendo por qué no tenía amigos en el instituto. Es a la que yo hubiese elegido como amiga. Cuando el libro comienza, Kate es una niña que no tiene autoestima, que se siente sola, que no encaja. Tiene una familia que la quiere, pero no puede evitar pensar que si su madre la dejase vestirse de otra forma o ponerse algo de maquillaje, todo sería distinto. Es una adolescente de la media. Una chica buena y sencilla, con un corazón tan grande que no le cabe dentro. Verla evolucionar es maravilloso. Ver cómo se transforma a su paso por la universidad. Verla en el mundo laboral. O después, cuando empieza a construir una vida propia. 

Tully es bastante contraria a Kate. Parece una chica fuerte, segura de sí misma y con una personalidad arrolladora. Y lo es, hasta cierto punto. Pero Tully es también todo lo contrario, simplemente sabe ocultarlo mejor. Ella ha tenido una infancia complicada, ha tenido que crecer más rápido. Pero también es extremadamente infantil. Tully es una chica de polos opuestos. Y entonces decide lo que quiere hacer en la vida, y eso también la convierte en una chica tenaz. Así como observar a Kate a lo largo de los años era tranquilo. Observar a Tully es igual que mirar una tormenta tropical. Tiene una fuerza y una energía envidiables. Mi personalidad, sin embargo, ha chocado mucho con la de Tully. Eso me ha hecho odiarla un poquitito en algunos momentos. 

Pero no importa a quien haya querido más o menos. Quien me haya sacado más o menos de quicio. La realidad es que ambas están exquisitamente creadas. Ambas parecen tan reales que pensaba que igual abría la puerta un día y allí estarían las dos, esperándome para ir a algún sitio juntas. Y la evolución… No sé cómo lo ha hecho Kristin, pero destaca el día a día, la evolución lenta de los años que pasan, de las experiencias que se viven, como una persona se va formando poco a poco hasta convertirse en la persona que está destinada a ser. Pero como uno sigue aprendiendo y evolucionando y conociendo cosas absolutamente siempre. Ha sido maravilloso. 

Y esto solo en relación a las dos protagonistas. Porque hay muchas más personas que intervienen y que se ganan al lector sin duda alguna. Voy a destacar a la familia de las dos, porque es lo único que no es spoiler. No quisiera dar más datos de la cuenta y fastidiarle la experiencia a alguien. La madre de Tully es una mujer muy interesante. La madre de Kate es una figura que dibuja muy bien la maternidad. Es fantástica. Y me encantaría hablaros de un montón de gente igual de bien construida, que me han aportado mucho a mí y a la historia. Pero no debo. 

La historia, como ya os he comentado antes, pasa por las diferentes etapas de la vida de una persona. Comienza cuando ellas son niñas. Podemos ver un poco cómo es la vida de las dos cuando están en el instituto. Después las veremos en la universidad. El primer trabajo, el primer amor, construir familias, construir carreras. Este libro es simplemente la vida contada tal y como es a través de estas dos mujeres que están en polos opuestos. Mujeres fuertes que deciden por sí mismas, que nacieron en la época en la que era una novedad poder ser madre y mujer con carrera. Podría haber sido un libro más del montón. Pero la autora ha salido darle los toques y la realidad necesaria para que fuese una novela excepcional. Un libro que no sabre sobre la fuerza de la amistad más sincera y maravillosa. 

Hay también muchas referencias políticas, musicales, cinematográficas, televisivas, etc. que ayuda mucho a conseguir esa realidad de la que os he hablado. Referencias metidas con mucha clase. No están pegadas sin más. Sentía que vivía la vida con todos ellos. 

Y todo con una tercera persona que me ha llegado al alma. Es una tercera persona que se centra en las dos chicas, pero que también me ha parecido bastante desarraigada. Y aun así me ha captado de una forma abrumadora. Una narración con un muy buen ritmo. Son muchos años que no se hacen pesados, que somos capaces de identificar con pequeños datos. 

¿Lo recomiendo? Pues la verdad es que no sé si hacerlo o no. Mirad la nota que le he puesto. Es merecida. De verdad. Es un cinco en todos los sentidos. También un cinco en dolor. Leer El ruiseñor fue duro. Leer las últimas cien páginas de este libro fue más que duro. Kristin Hannah me mata. Es el aviso que os doy. ¿Mereció la pena? Para mí sí. El mundo no sería tan maravilloso si no hubiese conocido a estas dos mujeres. He aprendido mucho de ellas. 

El baile de las luciérnagas ha sido una lectura que me ha llegado tan adentro que me he enamorado y he sufrido como si hubiese sido un personaje más de la historia. Nos narra la vida de dos mujeres excepcionales desde su niñez durante los setenta, hasta bien entrada la década de los 2000. Un día a día cotidiano muy bien contado, con evoluciones maravillosas y un nivel de realidad que no creía que fuese posible alcanzar. De momento se coloca en cabeza en la lista de mejor novela del año.


*Agradecimientos a la editorial

2 comentarios:

  1. No tiene mala pinta pero no es un libro que termine de llamarme, no creo que lo disfrutara.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Que maravillosa reseña. Me encantó como expresaste todo lo que el libro te hizo sentir. Y me has dejado con muchísimas ganas de leerlo. También quier leer El ruiseñor .

    Un beso

    ResponderEliminar