Reseña: Confesión - Jodi Ellen Malpas

21 noviembre 2015

*Puede haber spoilers de libros anteriores.*

Título: Confesión
Título Original: This Man Confessed
Autor: Jodi Ellen Malpas
Saga: Mi hombre #3
Editorial: Planeta
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 592

El desenlace del intenso romance entre Ava y Jesse se acerca. Un final lleno de secretos, mentiras, suspense y de su incontrolable y arrebatado amor… Tengo los nervios a flor de piel. Hoy es el día más importante de mi vida, a partir de mañana seré suya para siempre. Aunque estoy haciendo lo correcto, necesito un momento a solas, porque algo no encaja, Jesse oculta demasiados secretos y quiero saber cuáles son antes de dar el paso. Es hora de que mi hombre confiese.


Ya no hay vuelta atrás. Ava va a entregarse en cuerpo y alma a Jesse para siempre. No es que hubiese tenido alguna otra opción desde el momento en que se conocieron. Pero todavía les queda mucho que vivir, secretos que descubrir y batallas que librar. 

No es un secreto que yo he alucinado mucho con los dos protagonistas de esta historia. Tampoco es un secreto que, a raíz de ellos, me he reído mucho y me he divertido. Ya sea porque había algo divertido o por pura incredulidad. Y ha sido divertido llegar a este final y responder todas esas preguntas que se generan a lo largo de la trilogía.

Ambos protagonistas siguen en su línea en este último libro, para no perder la costumbre. En algunos momentos es incluso peor, debido a eso que todos los que hemos leído el libro anterior sabemos. Porque es un secreto a voces. Y también hay algunos momentos en que es mejor por este mismo motivo. Ava ya está totalmente resignada. Está enamorada y punto. Nada de lo que Jesse haga podrá cambiar eso. Pero todos sabemos que la chica es una dramas, así que esperad algún numerito por su parte. Sin embargo, me gustaría destacar que consigue un equilibrio llevadero en este libro. Ya empezó a saber manejar un poco a Jesse, así que solo tiene que seguir por ese camino. Incluso tiene algún momento de mucha fuerza. Utiliza su carácter de una forma positiva. Su final no ha estado mal.

En cuanto a Jesse, tengo que decir que el personaje mejora en este último libro. Si bien nunca deja de ser él mismo, lo que comporta toda una serie de comportamientos y de locuras a las que ya estoy más que acostumbrada a estas alturas. Al fin conoceremos al verdadero Jesse, ese que se oculta tras su lado controlador, obsesivo y arrogante. Incluso me atrevo a decir que le comprendo. Pero también le digo que los sicólogos están para algo. Su pasado me ha gustado mucho, toda la oscuridad por la que ha pasado, lo enrevesado que es todo. La verdad es que no tiene desperdicio. Podremos ver su lado más humano y vulnerable. Y que la autora me diese eso ha sido muy importante para mí. Porque hubiese quedado muy vacío y demasiado desequilibrado sin ese bagaje. Aunque insisto en que sigue igual de loco, con todas sus paranoias. 

Kate sigue siendo muy tonta, sin querer darse cuenta de la increíble relación que podría tener con Sam. Sin embargo, admito que la chica mejora en este libro, y se acerca más al personaje fuerte y seguro de sí mismo que era al principio de la trilogía. Sam me ha encantado, porque es un chico muy mono y enamorado, y me toca la fibra romántica. 

El resto de personajes siguen en su línea. No diría que haya alguien que destaque de alguna forma. Todos siguen interpretando su función. Además tendremos a alguno nuevo que aportará juego a la trama general. 

La historia, quitando el principio, que trata de esa locura que se veía venir desde el principio, tiene un grado inferior de locura. Ellos no dejan de pelearse, Jesse no sabe hacer que eso suceda, pero sí hay más unión, más sentimiento de equipo entre ellos. Y las amenazas proceden más del exterior, y con más fundamento que las pasadas que podía haber. Será un último libro de respuestas y misterios, con un toque de peligro y mucho drama. Y todo siguiendo un poco la dinámica que ya se estableció al principio de la trilogía. Con un final bastante activo y de mucho frenesí. La autora, a pesar del disparate que se ha montado aquí, ha sabido captar mi atención de una forma brillante. Se merece un fuerte aplauso, porque tanto los personajes como la historia son muy controvertidos. Y, sin embargo, ha sido un éxito incontestable. 

Una vez más, será Ava la encargada de contarnos el final de esta relación de locura. Una narración muy sencilla y rápida. Tiene muchos diálogos y un buen ritmo que no se entretiene en cosas sin importancia. La autora sabe suceder los acontecimientos de una forma que permite leer el libro con rapidez. 

A mí me ha vuelto a entretener y me lo he pasado muy bien, que es lo que importa realmente. Pero admito que no es una trilogía para todo el mundo. Él es un cavernícola controlador y sobreprotector de cuidado. Ella se deja llevar, por mucho que le replique y se peleen. Una relación nada sana. Pero conjugada de una forma muy entretenida. Yo no me arrepiento de haberla leído. Y seguramente siga leyendo novelas de esta mujer. Porque escribe historias controvertidas, con protagonistas muy cuestionables, pero con unos giros argumentales y una conjunción de escenas que no tienen desperdicio.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada