Reseña: Propiedad Privada - Joanna Wylde

12 septiembre 2015


Título: Propiedad Privada
Título Original: Reaper's Property
Autor: Joanna Wylde
Saga: Reapers MC #1
Editorial: Libros de Seda
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 288

Lo último que necesita Marie es una complicación como Horse, acaba de dejar al gilipollas de su ex marido, un maltratador, y no está para pensar en hombres... Pero este motero enorme, tatuado e irresistible que aparece una tarde en la caravana de su hermano se lo pone muy difícil.
Horse es miembro del Reapers Moto Club, un hombre acostumbrado a conseguir lo que quiere. Y quiere a Marie, en su moto y en su cama. Ya.
Marie no está dispuesta a convertirse en la «propiedad» de nadie. Sin embargo, cuando su hermano roba al club se verá forzada a ofrecerse como garantía para salvarle la vida.


Marie acaba de abandonar a su marido, un hombre abusivo y controlador. Se ha mudado con su hermano a la caravana que este tiene. Un recuerdo de su triste pasado, pero mucho mejor que lo que tenía en su presente. Excepto cuando empiezan a aparecer moteros por la puerta de su casa y acaba irresistiblemente atraída por uno de ellos. Justo lo último que necesitaba.

Marie es una mujer que trabajó para acabar el instituto, se enamoró y se casó antes de ir a la universidad. No le hacía falta si ya tenía un marido. Esta forma de pensar me pone muy triste, pero puedo comprenderlo. Ella ha vivido siempre en una caravana en medio de la nada gracias a la caridad de un vecino, su hermano es un drogadicto y su madre está en la cárcel. Una no puede tener unas expectativas demasiado altas con este panorama. Y hay que entender que estaba enamorada. Hasta que la actitud de su marido se pasa de castaño oscuro y ella pone pies en polvorosa. Es entonces cuando se da cuenta de los errores de su pasado. Lo cierto es que es una mujer fuerte e independiente que se ha visto atrapada por un matrimonio controlador. Marie es una mujer que ama a su familia, muy valiente y de buen corazón. Pero también es muy dura y estoica. Es un personaje interesante.

El motero que hará que su vida cambie es Horse. Miembro de un club, es rudo y malhablado, lleno de violencia y mal genio. Pero también es inteligente, siempre honesto y respetuoso con las mujeres. No es lo ideal, después de la situación que ha vivido con su parido, pues Horse es de esos hombres más bien dominantes, pero lo cierto es que nunca sería capaz de hacerle daño a Marie, ni tampoco reducirla hasta que no quede nada de ella. Sus métodos no son los más adecuados y da bastante miedo, pero también es mono a su manera.

El resto de personajes son los que nos ayudan a crear la imagen de un club de moteros. Tenemos a los chicos, que son muy parecidos a Horse, hombres fuertes que siempre están blasfemando, predispuestos a la violencia, sin miedo a las armas de fuego. Y luego a las chicas. Aquí están las que no significan nada (allá ellas con su vida) y las que pertenecen al club. Son mujeres muy fuertes, con coraje y una gran personalidad. Que sus maridos sean controladores las hacen realmente más independientes en su interior. Lo cierto es que es una mezcla muy interesante. Si bien yo huiría de esa mezcla con todas mis fuerzas.

La historia nos habla de ese mundo de clubes. El hermano de Marie trabaja para ellos, y todos sabemos que si haces las cosas bien no pasa nada, pero si te haces el listo lo mejor que te puede pasar es que te maten rápido. Y el hermano de Marie es un chico muy chistoso. Es así como ella acaba en este mundo. Un mundo donde cada club tiene su territorio, donde existen rivalidades, donde la lealtad es lo más preciado que hay, que está sustentado por un código de hermandad irrompible. Sí, es un mundo bastante oscuro y peligroso, donde se puede acabar muerto si se da un paso en falso, pero que es como una gran familia. Este mundo será el encargado de darle algo de acción y una razón de ser al romance sobre el que está cimentado la historia. Desde el primer momento hay una gran atracción entre los protagonistas. Marie sabe que es lo último que necesita, pero no lo rehúye. Llevarla consigo es la única forma que a Horse se le ocurre para salvar a su hermano, y tener una oportunidad de mostrarle su mundo. Horse siente algo muy fuerte por ella, hay algo en Marie que le fascina, pero ella no se lo pone nada fácil. No es una relación bonita, es más bien una relación potente y pasional, ruda y agresiva, pues ambos son luchadores de gran carácter. Pero no confundáis mis palabras con abusos o malos tratos, porque no los hay. Es un romance diferente a lo que estoy acostumbrada, pero bastante satisfactorio.

La narración va alternando entre el presente y pequeños flasbacks del pasado. Ambos llevados a cabo por Marie en primera persona. Es una narración muy sucia, aviso para aquellos que se sonrojan cuando ven una palabrota. Pero también distingue muy bien entre el mundo más normal de Marie (con sus monólogos internos) y el mundo de los moteros (con conversaciones que dejarían boquiabierto a cualquier puritano). Una narración muy subida de tono, con numerosas referencias sexuales. Es un libro que yo he leído muy rápido. El tira y afloja de los dos protagonistas engancha mucho, con su buena dosis de acción y más de un momento de tensión.

Una novela sobre un mundo peligroso y un romance que lanza chispas. Una tensión sexual que empapa cada página y una buena dosis de acción con alguna sorpresa, que hará lanzar una exclamación en un final trepidante y a la altura de lo esperado. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada