Reseña: City of Savages - Lee Kelly

02 mayo 2015


Título: City of Savages
Autor: Lee Kelly
Editorial: Saga Press
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 416


It’s been nearly two decades since the Red Allies first attacked New York, and Manhattan is now a prisoner-of-war camp, ruled by Rolladin and her brutal, impulsive warlords. For Skyler Miller, Manhattan is a cage that keeps her from the world beyond the city’s borders. But for Sky’s younger sister, Phee, the POW camp is a dangerous playground of possibility, and the only home she’d ever want.
When Sky and Phee discover their mom’s hidden journal from the war’s outbreak, they both realize there’s more to Manhattan—and their mother—than either of them had ever imagined. And after a group of strangers arrives at the annual POW census, the girls begin to uncover the island’s long-kept secrets. The strangers hail from England, a country supposedly destroyed by the Red Allies, and Rolladin’s lies about Manhattan’s captivity begin to unravel.
Hungry for the truth, the sisters set a series of events in motion that end in the death of one of Rolladin’s guards. Now they’re outlaws, forced to join the strange Englishmen on an escape mission through Manhattan. Their flight takes them into subways haunted by cannibals, into the arms of a sadistic cult in the city’s Meatpacking District and, through the pages of their mom’s old journal, into the island’s dark and shocking past.


Hace años que el mundo está en guerra. Todo está devastado y ellos incomunicados. Una pequeña comunidad que vive en Manhattan, en el parque, y que tiene que reportarse cada invierno para el día del censo. Si no lo haces estás fuera. Y es imposible sobrevivir al invierno fuera del parque. Pero el parque no es la oportunidad de seguir vivos que todos creían, es algo más, algo difícil de aceptar cuando lo descubres.

Nuestras protagonistas son dos hermanas que han vivido siempre durante la guerra. Ninguna sabe qué es un mundo sin guerra. Sky nació unos pocos meses antes de que el conflicto estallase. Su madre dice que es una chica que nació para el mundo antiguo. Es una chica tranquila, inteligente y muy lectora. Detesta tener que ir al parque cada invierno, odia toda la ciudad entera y la cárcel que supone para ella. Su único deseo es marcharse lejos, algo que nunca podrá hacer. Es bastante madura y piensa las cosas con más calma que su hermana.

Phee nació en los primeros meses de invasión. Es valiente y atrevida, de carácter fuerte y bastante impulsiva. Una guerrera para un mundo en guerra. Sky tiene algunos momentos en que deja entrever la edad que realmente tiene, pero creo que Phee es bastante más infantil que su hermana. Ese rasgo de su carácter me ponía bastante nerviosa. Pero admiro lo echada para adelante que es, el valor que le pone a las situaciones difíciles.

Su madre es otro de los personajes claves de la historia. Una mujer que guarda una gran cantidad de secretos en su interior. Sus hijas no saben mucho de su pasado, porque nunca quiere hablar de él. Es una mujer fuerte, endurecida por las circunstancias, capaz de sobrevivir sin la ayuda del parque durante el verano (algo de lo que pocos se atreven). No me marcó muy especialmente, la verdad.

Si hay otros personajes del ambiente del parque que son más interesantes. Tenemos a Rolladin, una mujer a la que los invasores pusieron al mando. Ella es la jefa y nadie se mete con ella. Es una mujer ruda, de carácter difícil y mucha presencia. De esas personas que con una mirada te provocan pesadillas. O alguno otro personaje de su séquito de guardias, personas que, por lo general, se aprovechan de su posición, aunque algunos más que otros. Trevor es un encanto, un niño alegre y dicharachero que le aporta algo de ligereza a todo el conjunto.

Y después tenemos a unos hombres que darán mucho juego a la historia. Sam está bien, aunque es un poco estúpido y desagradecido, no le culpo, ya que en un mundo así yo también miraría primero por mí y después por lo demás, pero bueno… Y también está Ryder es un chico mucho más razonable. Es un enamorado de la lectura, con acento inglés y educado. Ambos son muy valientes y tienen mucha determinación.

La historia no está nada mal. Empieza de una forma y luego da un giro brutal que no me esperaba, pero que me ha gustado mucho. El savages del título está más que justificado, sin duda alguna. Nos encontramos ante una sociedad posapocalíptica que ha hecho lo que ha podido para sobrevivir. Cimentada bajo una especie de dictadura militar, todo el mundo tiene que trabajar si quieren comer. El orden se consigue gracias al miedo. Pero nuestras protagonistas tienen un espíritu demasiado libre para estar encerrado, y la curiosidad será lo que precipite los acontecimientos. Esta es una primera parte de la historia, pero es la segunda la que tiene más interés para mí. Llegó incluso a ponerme los pelos de punta si me lo imaginaba de verdad. Cuando el mundo llega a un punto y aparte y se puede volver a empezar de cero, es increíble lo que la gente es capaz de hacer para comenzar con ese principio.

La ambientación es una pasada, para que nos vamos a engañar. Bombas durante meses, edificios destruidos, una sociedad desaparecida. Ya no hay tiendas, ya no hay fábricas, ya no hay nada. No todo el mundo puede llevar esta situación demasiado bien. Y es así como surgen unas especies de “tribus” que han “evolucionado” para sobrevivir. Estoy siendo esquiva porque mola descubrirlos, pero digamos que nadie quiere abandonar nunca el parque por alguna razón. Me gusta el salvajismo que está presente durante todo el libro.

La narración se va alternando entre Phee y Sky en capítulos alternos, con una primera persona. En este caso, aunque hay mucho detrás que no conocemos porque ellas no lo conocen, es una narración bastante acertada. Ya que la autora, mediante algunos fragmentos que irá intercalando por todo el libro, nos hablará del antes. De esta forma, los secretos que hay por todas partes irán apareciendo poco a poco. Pero, cuando alguna de las dos se ponía celosa o empezaba con sus niñerías, admito que hubiese pasado las hojas. Sin embargo, el libro es bastante ágil (más en su segunda parte) y consigue captar la atención con bastante acierto. Mi lado curioso estuvo muy alerta durante gran parte del libro.

Así pues, un libro con una muy buena ambientación posapocalíptica. Con unas protagonistas muy valientes, aunque un poco exasperantes a veces. Un gobierno de terror con un giro muy interesante que me encantó. Ha estado bien.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada