Reseña: Para Mí, El Único - Kristan Higgins

07 febrero 2015



Título: Para Mí, El Único
Título Original: My One and Only
Autor: Kristan Higgins
Editorial: Libros de Seda
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 384


La abogada divorcista Harper James no tiene ni un respiro. Bastante malo es que se encuentre con su ex, Nick, en la boda de su hermana para que ahora, además, por un cruel giro del destino, se vea forzada a hacer un viaje por todo el país con él. Y mientras, su casi novio se queda en casa, no muy contento.Harper no puede evitar que Nick se abra paso de nuevo en su vida con ese glorioso y atractivo aire de arquitecto que le rodea. Sin embargo, a los ojos de Nick, Harper siempre ha sido la mujer de su vida. Si consigue hacer las cosas bien esta vez, la felicidad puede estar esperándoles a la vuelta de la esquina.



Harper es una abogada de divorcios que tiene una vida exitosa y un novio capaz de dejar embobadas a todas las mujeres de la isla en la que viven. Lo tiene todo programado, hasta que su hermana la llama una noche y le dice que va a casarse. Una boda que la reunirá con su ex marido. Su primer amor. Alguien que no le es en absoluto indiferente. O eso es lo que dicen las mariposas de su estómago cuando vuelve a verle, después de tantos años.

Harper siempre ha sido una chica temerosa de las relaciones. Siempre a la espera de que todo el mundo que la quiere la abandone. Cuando Nick aparece en su vida como un vendaval, nunca le deja entrar por completo, a pesar de lo terriblemente enamorada que está de él. Cuando lo inevitable sucede, Harper se convierte en una cínica. En la actualidad, es una trabajadora astuta y poderosa, bastante seria, madura y con una buena coraza. La relación con su novio Den, a pesar de que ella dice que le quiere, me parece bastante fría. Pero siempre sentí empatía por ella, comprendí por qué era como era. Y me ha gustado mucho lo exitosa que es, lo fuerte que parece, lo majestuosa que se la ve. Esos son detalles que me gustaría tener cuando esté en mis treinta. Cuando vuelve a encontrarse con Nick, toda su protección se redobla, aunque la determinación de Nick golpea con más fuerza.

Su ex marido, el famoso Nick, es todo un encanto. Es amor a primera palabra. Su primera aparición es encantadora y divertida, con un carisma difícil de resistir. Porque ese es Nick, alguien capaz de salirse con la suya siempre con una simple sonrisa. Los años le han convertido en un hombre más maduro y de éxito. Aparenta mucha seguridad, tiene buen porte y un atractivo de esos que hacen que se te caiga la baba. Cuando Harper y él se juntan, no dejan de pelearse. Cada uno le echa la culpa al otro por el fiasco de su matrimonio, motivo de disputa cada tres palabras que se dirigen. Cuando Harper le saca de quicio es todavía más divertido. Me ha encantado Nick, ha sido genial.

El resto de personajes son bastante esperpénticos. Algunos no tanto en sí mismos, pero sí contribuyendo al ambiente general. ¡Menuda risa! Uno de los grandes amigos de Harper es el cura de la isla. Un hombre con el que siempre está compitiendo con los matrimonios. El hombre intenta salvarlos, ella les lleva el divorcio. Sus conversaciones son refrescantes e ingeniosas. Su mejor amiga es madre de una serie de niños que son como pequeños monstruos, a los que siempre les está riñendo de forma muy divertida. Su hermana tiene todavía el espíritu de una niña, inmadura hasta lo más profundo, un espíritu libre que se guía por impulsos. Su padre es un hombre callado que, hace unos años, se marchó a Las Vegas unos días y volvió con una mujer más joven que él colgada del brazo. La madrastra, BeverLee, es una señora con tetas de silicona y una fijación por la laca que tiene idealizado al padre. Superficial y obsesionada con la belleza, hace reír muchísimo. Y Den, el actual novio, bombero de profesión, buenorro en su tiempo libre, parece un poco cortillo de mente. Lo mejor de todo, es que ninguno de ellos es lo que parece. Todos guardan algo más en su interior que me hizo apreciarlos muchísimo más. Una novela riquísima en personajes entrañables que le dan muchísima luz y juego a la historia.

Una historia que me ha encantado desde la primera página hasta la última. Hace un tiempo leí un libro de Kristan Higgins. Me absorbió tanto que me lo fulminé en un solo día. Pero podía tratarse de un éxito aislado. Después de leer este libro, puedo decir que no lo fue, y que Kristan va escalando posiciones en mi lista de autores favoritos. La novela empieza con una situación muy cómica. Ella solita se mete en un lío enorme. Y entonces llega la llamada de su hermana anunciando su próxima boda. Todo, al final, confluye en un viaje por carretera con Nick. ¡Un viaje por carretera! Y ya sabéis lo que me gustan estos viajes. Todo el desarrollo está lleno de pullas, peleas y una tensión sexual que no sé cómo no les ahoga. No puede ser más entretenido. Además, nos encontraremos con más de un flashback de la vida juntos que pasaron estos dos, desde que se conocieron hasta el fatídico día de su separación. Estos flashbacks variarán desde los recuerdos divertidos del principio, a los más tristes del final. Todos esenciales para saber lo que sucedió realmente entre ellos. En el presente, tampoco será todo risas. La autora consigue darle profundidad a la historia con pequeños detalles que incluso parten el corazón. Ha sido todo muy tierno. Y el final… ¡Menudo lío! Y muy divertido, por cierto. Y romántico, y hermoso, y… ¡ah! Me lo he pasado como un niño la mañana de Navidad leyendo este libro.

La narración es siempre una primera persona desde el cinismo de Harper. Lo que es todavía más divertido porque es obvio lo que Nick siente. Y a ella le cuesta darse cuenta. Y luego aceptarlo. Me pase medio libro lamentándome porque no se pasaban el día besándose, perdiendo el tiempo cuando era obvio que querían hacerlo. O al menos era obvio para mí. Es una narración ligera, muy ágil, con diálogos ingeniosos y divertidos. Se lee muy rápido. Y se disfruta todavía más.

En definitiva, una novela fresca y divertida. Con personajes entrañables y esperpénticos, con un buen trasfondo. Una historia que habla de segundas oportunidades, de lo importante que es la comunicación y de como un malentendido puede significar el desastre. Un viaje por carretera que hará las delicias de los lectores. Un libro magnífico de una escritora magnífica. Perfecto. 

-Deja de sonreír. Cada vez que lo haces muere un ángel.
-Caramba –comenté yo-. Esa sí que ha sido buena.


*Agradecimientos a la editorial

4 comentarios:

  1. Me encantó el libro, totalmente recomendable!!
    Besitos ^^

    ResponderEliminar
  2. suena muy bien, y me ha encantado la frase que has puesto de él
    besitos

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Gracias por la reseña ^^ Anotado.

    Besicos :D

    ResponderEliminar