Reseña: La Coincidencia de Callie & Kayden - Jessica Sorensen

19 abril 2014


Título: La Coincidencia de Callie & Kayden
Título Original: The Coincidence of Callie & Kayden
Autor: Jessica Sorensen
Saga: La Coincidencia #1
Editorial: Oz Editorial
Encuadernación: Tapa blanda

Páginas: 336



Callie nunca ha creído en la suerte. No desde que cumplió 12 años, cuando todo le fue arrebatado. Después de que pasara lo peor, prometió que nunca se lo contaría a nadie. Ahora, seis años después, todavía lucha contra ese doloroso recuerdo que amenaza con consumirla.
Para Kayden, la única manera de sobrevivir a los maltratos de su padre es obedecer. Pero una noche, un terrible error está a punto de destrozar su vida y Callie aparece a tiempo para evitar que caiga en el abismo.
Cuando el destino les hace coincidir de nuevo en la universidad, Kayden está decidido a conocer a la preciosa chica que le salvó. Tranquila y reservada, Callie tiene miedo de dejar que otra persona entre en su mundo, pero Kayden está convencido de que Callie ha vuelto a su vida por un motivo. Sin embargo, esta vez es ella quien necesita ser salvada.


Desde que tenía doce años, Callie cambió y se convirtió en la rara de ropa fea y ojos completamente cubiertos de negro. No salía con nadie, no iba a fiestas. Excepto esa noche en la que tuvo que buscar a su hermano en la fiesta de graduación de Kayden. Esa fiesta en la que el padre del chico casi le mata de una paliza. La noche en la que le salvó. Callie pensó que jamás volvería a verle, pero así son las coincidencias y ambos asistirán a la misma universidad durante los próximos años.

El día en que Callie cumplió doce años, fue el día en que su mundo se vino abajo. El día en que se rompió y del que jamás se recuperó. Lo que le sucedió aquel día es un secreto a voces que ella no verbalizará hasta avanzado el libro. La Callie del prólogo es una adolescente asustada y temerosa. Cada vez que un hombre la mira se encoge sobre sí misma. Los insultos y las burlas la persiguen. Y ella no hace nada por defenderse. Sin amigos, lo único que quiere es sobrevivir. A lo largo del libro, esta Callie irá cambiando. Irá saliendo cada vez más de su caparazón, probando cosas nuevas, haciendo cosas que antes la hubiesen asustado hasta la muerte. Empezará a recuperarse. Pero muy poco a poco. Kayden será una de las personas que más la ayudarán.

Y eso que Kayden no está para tirar cohetes. El chico ha sido maltratado casi desde antes de aprender a hablar, aunque lo peor vino cuando sus hermanos mayores se marcharon a la universidad y se quedó solo para que su padre desahogara su ira. Desde fuera, su familia es perfecta y él es el perfecto hijo, popular, con buenas notas y estrella del fútbol. Pero no solo existe el fura y el dentro, también está el dentro de Kayden. Admito que el dentro de Callie me impresionó, porque son cosas que me cuesta comprender. Pero el dentro de Kayden se lleva la palma. Lo que este chico tiene que soportar, lo rota que está su mente, es terrible. No es fácil leer sobre la vida de ninguno de los dos.

También me gustaría hablar de Seth y Luke. Seth es el primer amigo que Callie consigue hacer desde los doce años. Ambos fueron a vivir al campus a principios de verano, se conocieron y vieron que tenían un paso de mierda en común. Es la única persona con la que ella se ha sentido lo suficientemente a gusto para ser ella misma y contarle su secreto. Seth es un chico gay muy divertido, con un carisma impresionante, alegre, leal, protector. Luke es el mejor amigo de Kayden. El único que sabe algo de su drama. También popular y estrella del fútbol, Luke es algo diferente. No es un chico presumido ni presuntuoso. Es un chaval normal, que disfruta de su adolescencia con naturalidad. O eso es lo que me pareció a mí.

La historia es muy dura, pero absolutamente increíble. Es la historia de dos personas con un pasado y un presente que les ha dejado rotos, dañados, totalmente destrozados, que intentan volver a la normalidad por todos los medios, por difícil que sea. Dos personas que se encontrarán, comenzarán a sentir, se asustarán, pero se darán cuenta de que la presencia del otro mitiga el dolor. No es una historia fácil, no es ligera, pero merece mucho la pena, debido a los bien que Jessica crea a los personajes, les hace crecer, les hace evolucionar, al ritmo que cada uno puede afrontar para que no parezca forzado. Se aprende mucho con este libro y se es consciente de algunas realidades que normalmente se prefieren obviar. Lo más magnífico de todo es lo bien que la autora ha sabido combinar el drama con escenas muy divertidas, con momentos tranquilos, con momentos preciosos, con momentos llenos de pasión. No deja que ninguno de los dos se hunda en su desesperación. Es un libro muy bien construido.

La narración es llevada a cabo por los dos protagonistas. No solo por capítulos, sino que en cada capítulo puede haber varios fragmentos en los que se alterna la primera persona entre Callie y Kayden. Porque la narración es en primera persona y en presente. Una narración que me parece muy acertada, que le da mucho dramatismo a la historia y hace hincapié en que está sucediendo ahora, que no es el pasado de ninguno de los dos, sino su presente. Y, evidentemente, es esencial que sea un narrador doble, para poder conocer las dos realidades de los protagonistas. Perdería mucho si solo conociésemos la historia de Kayden a través de ella, o viceversa.

En definitiva, es un libro muy duro, con una poderosa historia detrás, muy real, muy bien construida. Con unos personajes perfectamente definidos, exquisitamente creados, con una evolución natural y nada forzada. Para mí, este libro es una obra maestra de la contemporánea new adult/juvenil. Simple y llanamente. Pero aviso, el cliffhanger del final es uno de los peores de la historia. 




8 comentarios:

  1. Hola ^^
    Tengo muchísimas ganas de leer el libro. Pero muchísimas (gracias a tu reseña han aumentado) así que a ver cuando consigo leerlo :D

    Un beso <3

    ResponderEliminar
  2. Hola preciosa
    ya sabes que amé este libro un montón y es de mis favoritos y si el final es de Ahhhh
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Tengo pensado leerlo, pero no me veo yo leyendo esto de momento xD ¡'Necesito más fantasía! Ya cuando me canse de dragones paso a este libro.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. Sinceramente, no tenía pensado leerlo porque no me llamaba mucho la atención, pero con tu reseña has conseguido que me pique el gusanillo *-* Me lo apunto en mi wishlist.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Tengo ganas de leerlo ^^
    Besitos :3

    ResponderEliminar
  6. Hola chica.
    Me encanta tu blog y tus reseñas. Muchas ganas de leer ese libro !!

    Besos y saludos desde Brasil,
    Ivana

    http://omundinhoderebecca.blogspot.com.br

    ResponderEliminar
  7. Lo tengo bajado, espero que me llegue, algunos puntos me han recordado a Hopeless y lo disfruté muchísimo.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar