Reseña: Fiebre - Lauren DeStefano

05 marzo 2014


Título: Fiebre
Título Original: Fever
Autor: Lauren DeStefano
Editorial: Puck
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 352



Con ayuda de Gabriel, Rhine ha logrado escapar de la mansión y del terrible destino que la aguardaba en Efímera. Pero en el exterior se encuentran con un mundo incluso más aterrador que el que dejaron atrás.
Entre los peligros que los aguardan, caen en un burdel dirigido por una cruel y demente tirana. Una vez más, Rhine debe hacerse pasar por una chica dócil mientras planea su escape. Los dos están decididos a llegar a Manhattan, donde tal vez puedan encontrar la paz viviendo con Rowan, el hermano mellizo de Rhine. Pero el camino es largo y peligroso, y además deben eludir los intentos de Vaughn, el suegro de Rhine, de regresarla a la mansión cueste lo que cueste. Y en un mundo donde las mujeres viven hasta los veinte años y los hombres hasta los veinticinco, el tiempo vale mucho más que el oro.



Rhine ha conseguido escapar de la mansión junto a Gabriel. El siguiente paso es ir hasta Manhattan para buscar a su hermano en la casa que compartieron toda su vida. Pero el viaje no será tan fácil como ella había esperado, ni el mundo tan bonito como se lo había ido pintando en su mente durante sus meses de encierro.

Voy a empezar, como siempre, hablando de los personajes. Voy a empezar por Rhine. Nada más cruzar la valla, ella se transforma. Cuando siente el aire de la libertad azotarle el cabello, toda su melancolía, su tristeza y su furia se esfuman. Es una chica nueva, con ganas de reír y de correr otra vez. Unas ganas que empiezan a disminuir cuando las piedras en el camino hacen su aparición. Tendrá que luchar mucho con ella misma. Comparando cada dos por tres el mundo fácil de la mansión con los peligros del exterior. Preguntándose si la libertad realmente vale la pena, después de poner en un pedestal el mundo del que procede. Hasta cierto punto, diría que se hace una persona más débil y vacilante, dudosa de todo y de todos. Para mí pierde un poco en este libro, aunque en algunos momentos aún puedo ver a la Rhine que conocía. 

Gabriel es el pobre engañado de esta historia. El pobre Gabriel  que escuchaba las historias del exterior de Rhine. Esas historias en las que le hablaba de las maravillas del exterior, de sus felices memorias mientras era libre. Para que luego le lleve directo a la peor de sus pesadillas. Sin embargo, Gabriel lo afronta todo con estoicismo, lleno de fuerza y de valor. Aunque tiene sus momentos de debilidad. Menores de lo que podrían ser en su situación. Me ha gustado mucho como personaje. Pero tiene un punto negativo, ese que lo hace ser demasiado sumiso con respecto a Rhine. Me hubiese gustado que hubiese sacado sus garras con ella alguna vez.

Los demás personajes serán nuevos. Personas que se irán encontrando en su viaje. Aquí hay de todo. Algunos les ayudarán y se convertirán en amigos suyos. Otros pasaran por sus vidas sin pena ni gloria. Unos pocos les pondrán la zancadilla siempre que puedan. De todos ellos, hay uno que me gustaría destacar por encima de los demás, y ese es el personaje de Loquilla. Y la destaco porque es una niña que nación con malformaciones muy severas y que ha vivido toda su vida rodeada de prostitutas. La destaco porque es una niña llena de vida y con una fuerza tremenda a pesar de sus circunstancias. Es magnífica.

Ahora viene lo difícil. Efímera fue un libro que no gustó demasiado. Tuvo muy malas críticas, pero yo no me sumé a esa marea. No fue un libro memorable, pero sí me gustó mucho. Y creí que este segundo mejoraría hasta convertirse en un libro digno de recordar. No ha sido así. Creo que incluso me ha gustado menos. Pero es más complejo de lo que está pareciendo. Así que vamos por partes. 

La historia me ha gustado mucho. Es diferente a la del primero. Más intensa. Más brutal. Los dos se tendrán que enfrentar a situaciones difíciles desde el principio. A una acción destinada a dejar horrorizado al lector (sin conseguirlo del todo). Me sentí muy satisfecha con lo que iba leyendo (hablamos solo de la historia), con lo que iba percibiendo de la sociedad de este mundo. Me gustó ver como la gente de segunda generación en adelante luchaba contra viento y marea para sobrevivir. La decadencia de este mundo. Su aspecto moribundo. Es un principio muy fuerte, con un final que me dejó horrorizada (aquí sí lo consiguió). Pero esto solo no es suficiente para hacer de un libro del montón uno memorable.

¿Dónde está el problema? Os preguntaréis. En la narración, es mi respuesta. Más concretamente, en la voz de Rhine. Porque desde el aspecto formal, la narración es correcta e incluso bonita. Me gustan las descripciones de esta autora, su forma de retratar el mundo mediante palabras. Es Rhine la que falla y la que hace que mi percepción del libro baje. Su problema es que me parece muy plana, falta de vida, de sentimientos. Se enfrenta a situaciones extremas y me da más la sensación de que sea un narrador externo que uno en primera persona. Me faltó emoción por su parte para encontrar el horror de las situaciones. Además, también eché de menos un poco más de desarrollo en algunos momentos por parte de la autora. Y es una lástima, porque la trama tenía mucho potencial.

En definitiva, una continuación que me ha dejado un poco decepcionada. No por la historia en sí, porque es una buena historia, que relata muy bien la crueldad de este mundo. Pero la falta de sentimientos en la voz de Rhine hace que esa historia empalidezca. Me da mucha rabia, pero es así. Al menos el final sí me transmitió mucho y me dejó fascinada. Mis esperanzas por un magnífico final siguen vivas.



5 comentarios:

  1. Hola :) estoy deseando leer la tercera parte que se publica este mes de marzo!!!
    quiero ver cómo sigue la historia porque el segundo libro me dejó con un sabor de boca extraño
    besos

    ResponderEliminar
  2. No termina de llamarme del todo esta trilogía.

    ResponderEliminar
  3. hola cielo
    la verdad a mi me paso lo contrario jeje
    este me gustó mas
    un beso

    ResponderEliminar
  4. A mí Efímera me encantó y Fiebre igual, no supera al primero pero me pareció una buena continuación. Es una pena lo que comentas de la narración, a mí justamente Rhine me parece un personaje muy complejo y me gusta cómo se expresa.
    Veamos qué nos parecerá el final...

    ¡Besos!

    ResponderEliminar