Reseña: Desafío - Olivia Cunning

18 septiembre 2013

*Puede haber spoilers de libros anteriores.*

Título: Desafío
Título Original: Rock Hard
Autor: Olivia Cunning
Saga: Desafío #2
Editorial: B
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 432

Precio: 10,00 euros



Cada noche, Sed Lionheart, líder de la famosa banda Sinners (Pecadores), magnetiza a miles de mujeres con su voz. Pero, desde que Jessica ha roto con él, el escenario es el único lugar en el que Sed experimenta alguna pasión.
Y entonces, un encuentro fortuito los arrastra nuevamente a una espiral de pasión, unidos por la obsesión de hacer el amor en lugares insólitos. Ahora, además del riesgo de una nueva y dolorosa ruptura, deben enfrentar la posibilidad de ser descubiertos cuando dan rienda suelta a sus fantasías sexuales, con el consiguiente escándalo.



En esta segunda entrega de los Sinners on Tour se nos cuenta el happy ending de Sed, y la mujer que pondrá su mundo patas arriba será Jessica. Sí, esa Jessica. Los que hayáis leído el primer libro ya sabéis la historia.

Estos dos personajes son explosivos. Y eso es porque cada uno es la mecha del otro. Este libro es puro sexo desvergonzado en cualquier lugar que podáis imaginar y con una resistencia bestial. Ambos son unos adictos y se hubieran evitado mucho drama si hubiesen hablado más entre ellos en lugar de ir acostándose en cualquier lugar que les fuese bien.

Me apetecía mucho leer este libro porque se me rompía el corazón en los momentos de bajón de Sed en el primer libro. Quería conocer completamente lo que pasó y ver el punto de Jessica. La conclusión que he sacado es que el orgullo es muy malo y que no sirve más que para que te de disgustos.

Sed me encanta. Odio a Olivia por darme esta saga de rockeros porque todos ellos me matan. Me gusta su presencia fuerte e invencible que se desvanece en cuanto traspasas su muro. Es un hombre que sufre profundamente y que se esfuerza por superarlo en soledad (y con un montón de sexo). Me gusta su lealtad y que es capaz de cualquier cosa con tal de ayudar a un amigo. Son cositas de su personalidad que Jessica tendrá que descubrir, porque su orgullo la ciega. Su orgullo y ese deje de Sed de intentar arreglarlo todo a su manera sin tenerla en cuenta a ella como  a ella le gustaría.

Y es que Jessica es una mujer muy fuerte con una vida de mierda y que quiere ser alguien por ella misma. No quiere que los demás luchen sus batallas. Pero además tiene mucho carácter y, como ya he dicho, un orgullo muy grande que la ciega en muchos casos. Esta chica no es como Myrna, que me cae estupendamente, pero tampoco la odio. Aunque me hubiese gustado darle un buen puñetazo alguna vez por hacerle tanto daño a Sed.

En este libro también tendremos mucho protagonismo para Trey. La autora sigue involucrándonos en la vida de todos los componentes de la banda aunque no sean los protagonistas principales. Y esto me encanta porque no estaba dispuesta a dejar de lado a Brian y Myrna todavía. Y se asegura que queramos seguir leyendo la serie.

Llegados a este punto siempre me remitiré a la reseña del primer libro si todavía no habéis leído ninguno de los libros porque no quiero ser repetitiva. Los que ya lo habéis leído sabéis a qué os enfrentáis. Mi advertencia para este segundo libro es que hay mucho sexo en lugares públicos, cuidado aquellos que seáis sensibles a este tema. Y hay mucho sexo, vuelvo a decirlo. Cada uno que decida cuáles son sus límites y si quiere arriesgarse. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada