Reseña: Mía para Siempre - Shayla Black

10 julio 2013

*Puede haber spoilers de libros anteriores.*

Título: Mía para Siempre
Título Original: Mine to Hold
Autor: Shayla Black
Saga: Guardaespaldas #6
Editorial: Phoebe
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 320

Precio: 18,95 euros


Tyler Murphy se ve empujado a los brazos de Delaney, la esposa de su compañero en el departamento de policía de Los Ángeles, después de que éste recibiera un disparo. En una noche de borrachera, y tras una proposición sorprendente, Delaney y Tyler terminan haciendo el amor de una forma desenfrenada que nunca antes habían conocido. Sin embargo, para evitar que el matrimonio de sus mejores amigos acabe en ruptura, Tyler tiene que marcharse y dejar atrás a la mujer que ha comenzado a amar.
Dos años después, Tyler sigue sin poder olvidar a Delaney a pesar de sus muchas amantes. De repente se encuentra la mujer que ama en la puerta de su casa con un hijo desconocido en los brazos, explicándole que debido a una investigación periodística un asesino ha intentado matarla en dos ocasiones.
Tyler sabe que se está ante la oportunidad de su vida y que debe aprovecharla para conquistar su corazón. Pero antes tendrá que superar dos peligros: el asesino que persigue a Delaney y la culpa que les corroe el corazón.



Por fin tenemos aquí la historia de Tyler. Es un personaje que se me ha ganado a lo largo de los otros libros y del que quería que tuviese de una vez su final feliz. Aquí nos cuentan el motivo por el que dejó su ciudad natal y fue a parar a Lafayette, el porqué es tan promiscuo con las mujeres y cuál es el dolor de su corazón. Un dolor que se llama Delaney. Por husmear más de la cuenta, Delaney es perseguida por un hombre que desea verla muerta y el único que puede ayudarla es Tyler.

Tyler es un personaje muy misterioso. Es más de lo que en un principio pudo parecer. Pensaba que la cosa no iba más allá de su amor por Alyssa, pero sí hay más y eso me hizo quererle más. También es todo lo que se espera de los protagonistas de esta serie.  Chico enorme y tremendamente sexy. Sobreprotector a más no poder y muy habilidoso en la cama. Vamos, lo normal. ¿Os he dicho ya que amo a estos hombres? Y si estáis leyendo esta reseña es que probablemente ya hayáis leído alguno de los anteriores, así que ya sabéis todo lo que necesitáis.

Sin embargo, las cosas cambian un poco con Delaney en cuanto al prototipo femenino. Sigue siendo una mujer fuerte e independiente que sabe cuidar de sí misma. Al menos desde que ocurrió la tragedia que rompió el corazón de Tyler. La diferencia es que es mucho más vulnerable que las demás féminas de esta serie y que acepta la ayuda con mayor rapidez. Es una chica tan dulce que yo misma me hubiese ofrecido a ayudarla. Es un cambio agradable.
Hay otro cambio con respecto a los anteriores libros. Normalmente, estos hombre intentan ocultar a la chica, a excepción del libro de Logan porque ella es policía, hasta que consiguen eliminar la amenaza. Pero en este libro es ella la que toma la iniciativa para resolver el problema con el apoyo de Tyler. Así que no dejan de ponerse en peligro una y otra vez mientras uno intenta que ella se enamore de él, y el otro que él la deje respirar para no volver a caer en la tentación. Me gusta esta combinación de acción y amor.

Otra de las cosas que me gustaron es que aparecen todos los protagonistas anteriores con sus respectivos bebés. No sé si os pasa como a mí, pero con este tipo de libros suele formar un vínculo con los protagonistas y siempre me gusta saber más de ellos, así que fue muy entrañable verlos a todos de nuevo. Xander también tiene un papel muy importante y me huele a siguiente libro.

Sólo me queda añadir que sigo recomendando esta serie erótica a todo aquel que guste de este género. Y  quién ya la haya leído que no tenga miedo de leer este último libro. Yo ya tengo curiosidad por saber los oscuros secretos de Xander. 







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada