[Reseña] EL PRÍNCIPE ROTO - ERIN WATT

24 mayo 2017


Título: El príncipe roto
Título original: Broken Prince
Autor: Erin Watt
Saga: Los Royal #2
Editorial: Oz Editorial
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 288


Secretos. Traición. Enemigos.
El mundo de los Royal se viene abajoReed Royal lo tiene todo: es guapo, está forrado y es popular. Las chicas hacen cola para salir con él, y los chicos sueñan con ser él. Pero a Reed solo le importa su familia… hasta que Ella Harper llega a su vida.
El odio que siente hacia la joven se convertirá en un sentimiento completamente distinto… Reed quiere a Ella. La necesita. Sin embargo, un estúpido error hará que todo su mundo se desmorone. Ella no quiere estar con Reed. Dice que se destruirán el uno al otro. Y tal vez tenga razón…
SI REED QUIERE RECUPERAR A SU PRINCESA, TENDRÁ QUE DEMOSTRAR QUE ES DIGNO DE ELLA


La vida en casa de los Royal ha vuelto a ser solitaria y vacía. Se ha ido la vida que Ella trajo consigo cuando se mudó allí. Pero nada duerme eternamente en el universo del dinero y el poder. Hasta el punto de poner a todos a prueba con unos acontecimientos que ninguno de ellos esperaba.

Siento como que este libro es un gran spoiler en sí mismo y me cuesta un poco hablar de él. Desde la página uno hasta la última. Especialmente la última. No se os ocurra leer la última frase, de verdad os lo digo. Ni siquiera una pasada rápida para ver cuántas páginas tiene el libro. NADA. U os fastidiaréis el brutal cliffhanger que deja con unas ganas de más para morirse. Pero resistirse y esperar a que estén los tres es una ardua tarea que no conseguí culminar. Y por eso estamos aquí con esta reseña y el aviso hecho.

En este libro el protagonismo recae sobre todo en Reed. Conoceremos a Reed en primera persona y veremos cómo siente él todo lo que irá sucediendo. En este libro tendremos a un Reed que no podíamos haber visto a través de los ojos de Ella. Reed tiene una complejidad que es complicado poder ver a través de otra persona. Lo ha tenido todo en su vida si lo ves desde fuera. Pero por dentro es un chico que está destrozado, que la muerte de su madre dejó a la deriva. Veremos hasta dónde llega su oscuridad, veremos lo profundo que es su lado autodestructivo. Pero también esa evolución hacia la luz que comenzó a surgir con la llegada de Ella. A mí me ha gustado mucho su seguridad, su carisma, el poder que emana de él, al igual que la vulnerabilidad que tiene dentro. 

Ella, sin embargo, se queda más en un segundo plano. Aunque también tiene su parte de historia y su propia evolución. Tal vez un poco más diluida porque ya estaba a medio camino con lo sucedido en el primer libro. Comenzará siendo una Ella cerrada en sí misma por el dolor. Se podría decir que vuelve un poco al principio. Pero ya no es la misma chica, por lo que la experiencia no es igual. Es alguien a quien han roto su confianza, y veremos cómo la transforma eso. Lo interesante de Ella es que siempre ha estado muy sola, así que ver cómo pasa por el proceso de dejar entrar a alguien en su vida es muy ilustrativo. La única pega es que a veces le faltaba un poco de fuerza y garra que sí demuestra en otras ocasiones. Pero a la vez también es bueno para hacer más complejo y realista al personaje. Al fin y al cabo no todos podemos ser de hierro siempre.

La dinámica con el resto de personajes va a ser también similar. Easton es el que más destaca. También es el más divertido y abierto, aunque posiblemente sea el que más problemas tenga. A través de Reed podemos ver mejor ese lado oscuro que le come lentamente. Puede que sea mi favorito, la verdad. Gideon seguirá siendo un misterio que genera más preguntas que respuestas. Tendremos un poquito más de los gemelos, que me ha gustado. Son dos personas muy complejas para la edad que tienen, y creo que están un poco desaprovechados. Y también tendremos a un Callum más crudo en algunas ocasiones, dejándonos ver lo que guarda dentro. 

Fuera de la familia, veremos a una Sabrina sin ningún tipo de filtro, sin esa máscara que usa para salirse con la suya y conseguir el poder y el dinero que desea. También aparecerá algo Dinah, aunque es otra que no es más que una pregunta andante. Los compañeros de clase se esfuerzan por seguir enseñándonos lo que significa tener dinero y poder. Y en este libro suben un escalón más. Y lo peor es que me lo creo todo. La gente es capaz de cualquier cosa por tener un poco de ambas.

La historia de este libro ha sido un poco culebrón, aunque de mucho nivel. Por un lado tenemos la historia más personal que se centra en los protagonistas. Esa evolución y ese crecimiento que tiene que ver con uno mismo. También tenemos el romance, que sigue siendo explosivo, con una atracción que traspasa páginas. Es un romance que requiere esfuerzo, que pasa por pruebas, que es trabajado. Y muy bonito. Y luego tenemos toda la parte del drama que se genera a partir del dinero y el poder. Tramas de venganza, planes malvados, desfases, desigualdades, sobornos. Es todo un universo de decadencia que se mueve a base de talonario. Da escalofríos pensar que el mundo realmente funciona así. Por último, me gustaría resaltar alguna que otra sorpresa que os va a dejar patidifusos y con muchas ganas de más. Es la típica trama que funcionaría de maravilla en una serie de adolescentes. Es que tiene todos los ingredientes para triunfar, de verdad.

En cuanto a la narración, el libro comienza con una primera persona donde Reed nos contará su punto de vista de la historia. Hay muchos capítulos de Reed en esta novela. Narración que compartirá con Ella casi a partes iguales. Aunque me ha dado la sensación de que sus partes eran las que más contenido profundo tenían. Sin embargo, ambas partes me han parecido muy fluidas, con un ritmo muy alto gracias a los capítulos cortos y a la necesidad que las autoras creaban con los acontecimientos. La de él un poco más ruda, aunque la de ella tampoco se queda muy atrás. Pero ambas me hacían sentir que los personajes tenían la edad que se supone tienen, con buenos diálogos y mucha coherencia. Lo leí en un suspiro. Esa es la verdad.

El príncipe roto es una continuación que nos ayuda a profundizar en Reed y en el poder que tiene sobre el mundo en el que vive. Tendremos la perspectiva de primera mano de un universo de dinero y privilegios. Con personajes que evolucionan y se hacen querer. Y sorpresas que dejan con la boca abierta. El libro se lee sin darse uno cuenta para acabar con muchas ganas de más.



[Lecturas internacionales] COLD SUMMER + RELEASE + WINDFALL

22 mayo 2017



Hoy, es un chico sin futuro que dejó los estudios.
Mañana, es un soldado en la Segunda Guerra Mundial.

Kale Jackson ha pasado años tratando de controlar su capacidad de viajar en el tiempo, pero no ha tenido mucha suerte. Un día vive en 1945, luchando en la guerra como un francotirador y observando a los soldados (amigos) muertos. Luego, al día siguiente, está de vuelta en el presente, donde la Segunda Guerra Mundial ha influido en su vida moderna en forma de PTSD, agotando su relación con su padre y los pocos amigos que le quedan. Cada día se hace más difícil ocultar sus heridas de batalla, tanto físicas como mentales, del pasado.

Cuando la ex-chica de al lado, Harper, regresa a la ciudad, los pensamientos de lo que podría ser si sólo tuviera una vida normal comienzan a acosarlo. Harper le recuerda a la persona que era antes del PTSD, lo que le ayuda a anclarlo al presente. Con la práctica, tal vez Kale podría permanecer en el presente permanentemente y nunca pisar de nuevo un campo de batalla. Tal vez pueda tener la vida normal que anhela.

Pero entonces Harper encuentra el nombre de Kale en un artículo histórico -y está listado como una víctima de la guerra. Kale sabe ahora que debe aprender a controlar su capacidad de viajar en el tiempo para salvarse a sí mismo y su oportunidad de una vida con Harper. De lo contrario, será asesinado en una época a la que no pertenece por una bala que nunca fue para él.





Adam Thorn está teniendo lo que resultará ser el día más inquietante y difícil de su vida, con sus relaciones fracturándose, un desgarrador incidente en el trabajo, y un enfrentamiento entre este adolescente gay y su padre predicador que lo cambia todo. Es un día de confrontación, huir, sexo, amor, angustia, y tal vez, sólo tal vez, esperanza. Él no saldrá de ella sin cambios. Y todo el tiempo, al acecho en los bordes de la historia, algo extraordinario e inquietante está preparado para colisionar.





Alicia no cree en la suerte ... al menos, no la buena. Pero ella cree en el amor, y desde hace algún tiempo, ha estado enamorada de su mejor amigo, Teddy. En su decimoctavo cumpleaños, justo cuando parece que podrían estar al borde de algo, le compra un billete de lotería. Para su asombro, gana $140 millones, y en un instante, todo cambia.

Al principio, parece como un sueño hecho realidad, sobre todo porque los dos no son ajenos a la desgracia. De niña, Alice ganó la peor clase de lotería posible cuando sus padres murieron ambos en menos de un año. Y el padre de Teddy abandonó a su familia poco después de eso, dejándolos para lidiar con sus deudas de juego. A través de todo esto, Teddy y Alice se han apoyado el uno en el otro. Pero ahora, mientras averigüan los efectos de la recién descubierta riqueza de Teddy, se abre un abismo entre ellos. Y pronto, el dinero comienza a sentirse más como una maldición que una ganancia inesperada.

A medida que tratan de encontrar el camino de regreso el uno al otro, Alice aprende más sobre sí misma de lo que jamás podría haber imaginado. . . Y sobre las formas inesperadas en que la suerte y el amor a veces se cruzan.




Hola a todos!
Esta semana os traigo tres novelas de corte más romántico y contemporáneo, aunque alguna con su toque fantástico. Así como la nueva novela de Patrick Ness. Aunque admito que soy más fan de la primera novela (los viajes en el tiempo son maravillosos). Y despierta mi curiosidad la última, con todo lo que el dinero inesperado puede suponer en la vida de personas humildes. 

¿Qué os han parecido? ¿Hay alguno que os llame la atención de forma especial? ¿Los leeríais?

VA DE PORTADAS

19 mayo 2017










Hola a todos!
Estas seis portadas han sido las seleccionadas para este mes. Todas tienen a una chica como protagonista, pero ninguna tiene nada que ver con la otra. Me parecieron bonitas. Y he querido compartirla con vosotros.

¿Qué os han parecido?

[Reseña] SIEMPRE SERÁ DICIEMBRE - WENDY DAVIES

17 mayo 2017



Título: Siempre será diciembre
Autor: Wendy Davies
Editorial: SM
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 308


Sam ha muerto. El mar se llevó sus secretos y ahora solo quedan mentiras y esa sensación de ahogo que todo lo envuelve. Samantha no es ella misma. Jay no sabe lo que hizo. Todos tienen algo que ocultar y cada día que pasa es una cuenta atrás. Mañana quizá sea tarde.




Sam ha muerto de forma repentina cuando nadie podría esperárselo. Ha dejado tras de sí un mundo fracturado. Y a un mejor amigo al que culpan de la tragedia. Por no hablar de una melliza que siempre había deseado que desapareciese. Y cuando Sam ya no está, ninguno de ellos sabe quién es sin él, si es que alguna vez habían sabido quiénes eran en realidad.

El libro comienza con un recorte de periódico que nos cuenta la muerte de un joven al caer de un acantilado al agua. Ese joven es Sam. Y también nos cuenta cómo Jay se lanzó tras él, pero no consiguió salvarle. Sam murió, pero Jay se salvó. ¿Pero Sam cayó o lo empujaron? ¿Fue Jay y luego se lanzó para intentar deshacer sus acciones? Esta es la realidad con la que Jayden se levanta la mañana siguiente a que su mejor amigo haya desaparecido para siempre.

Voy a empezar la reseña hablándoos de Jay. ¿Por qué? Pues porque Jay parecía ser el único que aguantaba a Sam y el único que podía estar con Sam como un igual. Eran más que amigos o hermanos. Puede que fuese la única persona en el pueblo que no hubiese deseado nunca que algo medianamente malo le pasase a Sam. Pero, sin embargo, todos le culpan a él. Hay una frase muy recurrente a lo largo de toda la novela que creo que le define muy bien: <<No hay huevos, Waller>>. Y es que Jay es alguien que no arriesga, que se limita a levantarse cada mañana y llevar una vida de lo más sencilla. Le culpan de una atrocidad y no tiene valor para defenderse. Se deja llevar. La existencia de Jay había estado marcada siempre por Sam. Ahora no es más que alguien perdido, que siente que ya no tiene nada, sin rumbo, sin camino, sin futuro. Jay se para. Pero la vida sigue y no piensa dejar que se quede en su burbuja de inexistencia. Decir que Jay es un personaje extremadamente complejo es quedarse corta. Es una absoluta maravilla. Tiene mil recovecos, tiene una evolución titánica al alcance, tiene luz y oscuridad, tiene blancos y negros, y toda una gama de grises que deja con la boca abierta.

Y luego tenemos a Sam, Samantha, la melliza. Unos padres muy originales a la hora de poner nombre. Ella es la que más llamó mi atención al principio. Jay no es después de la muerte de Sam, pero Samantha nunca ha sido. Su madre abandonó a la familia cuando todos eran aún unos niños. Ella era la única chica en una familia de seis miembros. La que se parecía a lo que habían perdido. Y se perdió también. Estamos hablando de una chica que usa la ropa de sus hermanos y lleva el pelo corto para que su padre pueda mirarla a la cara. Aunque no es que su padre quiera mirar algo que no sea su botella de alcohol. Ya os podéis imaginar un poco cómo puede ser Samantha al principio de este libro. Hablamos de una chica totalmente reprimida y atrapada, llena de odio y sin futuro. La soledad es su pan de cada día. Y está muy necesitada de un poco de amor, algo que no recibe desde que su madre se fue. Ella tiene autopistas enteras de evolución a su disposición. Tened en cuenta que no es nadie cuando empieza la novela. Es la sombra de un muerto. Un lienzo en blanco. Samantha no es un personaje bonito, se esfuerza por ser una persona fea. Y eso es lo que la hace tan fascinante y tan maravillosa de descubrir.

Lucha en superficie, ¿sabes lo que es? Coges aire durante los segundos en los que tu cabeza consigue salir a la superficie y aguantas la respiración cuando te sumerges. Cuando estás en esa situación no puedes pedir ayuda, estás demasiado ocupado intentando no morirte.
Eso es lo que siento todo el tiempo.

Ellos son los dos grandes personajes del libro, pero no son los únicos dignos de una mención. Evidentemente tendremos a Sam que, aunque esté muerto, podremos conocer a través de los dos protas sin edulcorarlo en ningún momento. Sam es esa típica persona a la que nadie soporta y que cuando muere todos dicen que era maravillosa. La madre de Jay me ha gustado mucho, a pesar de sus escasas apariciones. Así como Gina, su cuñada, que también tiene complejidad y mucho trasfondo. La familia de Sam es toda para enmarcar. Desestructurada desde los cimientos, llena de mentiras y apariencias. El abandono de la madre los fracturó a todos en mil pedazos que nunca han podido volver a unir. Merece la pena conocer a todos y cada uno de ellos. Y también me gustaría nombrar a Eddy, un amigo que tenían en común Sam y Jay que tiene lo suyo que aportar. Yo diría que a nivel de personajes no se desperdicia absolutamente nada en esta novela.

Al principio he de admitir que estaba un poco confusa con la historia. Ha pasado lo que ha pasado, parece que Sam no se cayó solo por accidente, pero no es una novela de buscar sospechosos y un culpable. Esa no es la historia. Ahora puedo decir que lo que tenía entre las manos es una novela de personajes. De las potentes. Creo que ha quedado claro después de toda la exposición que acabo de hacer. Es una historia que va sobre dos personas que han perdido el eje sobre el que giraban sus vidas, que ya no tienen perspectiva de lo que les rodea, que ya no saben dónde están. Es una historia sobre cómo estas dos personas lo afrontan. Es una historia sobre caerse y levantarse, sobre descubrirse a uno mismo y descubrir aquello que el sol no te dejaba ver por ser demasiado brillante. Una novela sobre mentiras, sobre lo fácil que es decirlas y las consecuencias que acarrean. Sobre secretos y oscuridad, sobre miedos y valentías, sobre amor y amistad de la incondicional. Pero sobre todo, y lo recalco mucho, es una historia sobre personas. Y ha sido una pasada. La creación de personajes me ha parecido sublime. Eran reales, eran humanos y me transmitían muchísimo. A simple vista no parece una gran historia mientras estás ahí. Pero os recomiendo que escarbéis, porque tiene mucho que ofrecer y mucho que enseñar.

La verdad es que no sé si estoy muerta o viva, lo que sí sé es que siempre será diciembre. El frío nunca se irá y los dientes de león seguirán cayendo porque mi deseo jamás se cumplirá.

¿Y cómo se crea toda esta magia? Pues a través de una narración de las que dejan con la boca abierta y completamente ensimismado. Os estoy hablando de segundas personas. De una narración con capítulos alternos donde Jay y Sam nos cuentan su punto de vista de los acontecimientos. Samantha se dirige a nosotros en infinidad de ocasiones, como si fuésemos su confidente. Jay, sin embargo le habla a Sam durante todo el tiempo. Es una maravilla, porque Samatha es un tarro lleno de mentiras que solo nos puede contar a nosotros. Y Jay es el amigo que no puede dejar que el otro se vaya. Va muchísimo con ellos. Y es bonita, sin parecer fuera de lugar. Los capítulos son muy cortos, lo que le da un buen ritmo al texto. Es cruda y real. Es que no tengo nada malo que decir. Y mira que lo estoy buscando, os lo prometo, pero en retrospectiva considero que es una gran novela. 

Siempre será diciembre es una novela de personajes, que nos narra cómo dos personas muy diferentes afrontan la pérdida de lo más importante de sus vidas. Es una novela con personajes muy fuertes y exquisitamente creados, naturales y reales, llenos de oscuridad y mil rincones ocultos. Una historia llena de autodescubrimientos y una miríada de emociones que dejan incluso exhaustos. Y con una narración que transporta directamente al lector dentro de la historia. Recomiendo mucho su lectura, así como un buen análisis para no perderse nada de lo que se oculta entre sus páginas.


*Agradecimientos a la editorial



[Top ten tuesday] LIBROS DE 2016 QUE NO LEÍ, PERO QUE PIENSO LEER EN 2017

16 mayo 2017


Hola a todos!
Esta semana toca hacer el top ten de este mes. Y el tema que he escogido ha sido libros que salieron a la venta en 2016, que no leí, pero que no pienso dejar pasar otro año para leer. De hecho, ni siquiera sé por qué no los leí en su momento. Ya que todos son libros que me apetece mucho leer.



1. Una corte de rosas y espinas – Sarah J. Maas. De esta autora empecé a leer Trono de cristal, hasta que dejaron de publicarlo y ya no lo retomé. Este libro tuvo muy buenas críticas, al menos las que yo leí, así que me apetece mucho leerlo.

2. Cazadora de hadas – Jennifer L. Armentrout. Pues sí. Un libro de Jenny que no he leído. Se me escapan muchos, porque la mujer escribe como una loca. Pero no tardaré mucho en leer este. Prometido.

3. Asesina de Reyes – Virginia Boecker. Leí Caza de brujas y me gustó. Apunté su final en cuanto salió en mi lista de pendientes, pero no sé por qué el tiempo ha ido pasando y yo sigo sin leerlo. Pero tendré que ponerle remedio pronto.

4. El piso mil – Katharine McGee. Este es uno de los que se cuelan en la lista por su portada. Tiene algo que me atrae sin remedio. Y pienso leerlo. Ya lo creo que sí. Y ojalá no me equivoque y sea tan genial como su portada.

5. Atados a las estrellas – Amie Kaufman y Meagan Spooner. Este libro, en realidad, está en mi wishlist desde que salió en inglés. Captó mi atención desde el primer momento. Pero volvió a resistirse a mí cuando lo publicó La Galera. Ahora ya lo tengo en la estantería, así que solo es cuestión de tiempo.




6. La corte reluciente – Richelle Mead. Vampire academy es una de mis sagas favoritas. Me gustó muchísimo. Y todo lo que publica la autora me atrae. Ojalá pueda sacar tiempo pronto para leerlo.

7. Cress – Marissa Meyer. El disgusto que cogí el día en que cancelaron esta serie fue terrible. Esperé y esperé con la esperanza de que la retomaran. Al final, cansada, me lo compré en  inglés. Y entonces publicaron Cress. Y me enfadé. Pero de este año no pasa que los acabe todos.

8. El retorno – Jennifer L. Armentrout. Pues sí, otro suyo. ¿Qué le voy a ahcer si todos me gustan tanto? Este, sin embargo, igual tiene que esperar un poco, porque todavía no he acabado la saga de Mestiza. Pero os aseguro que lo leeré.

9. Media guerra – Joe Abercrombie. Fascinada estoy con esta trilogía. Siento que Abercrombie se supera en cada libro. Y estoy muy intrigada por saber cómo acabará todo. Aunque también estoy aterrada por si e decepciona.

10. Baila para mí – Patricia Marín. Fui fan de este libro desde el momento en que lo vi por primera vez. Me lo compré nada más salió. Es uno de los pocos libros que tengo en el piso donde vivo entre semana. Y no sé cómo lo hace, pero todos los libros se cuelan por delante suyo. pero de este año ya no pasa.



¿Vosotros habéis leído alguno de ellos? ¿Fueron buenas lecturas? ¿Qué libro de 2016 no habéis leído pero no dejaréis que pase de este año?